La función de un Banco de Alimentos: logística inversa y desmaterialización.

¿Qué es un Banco de Alimentos?

Los Bancos de alimentos son organizaciones solidarias sin ánimo de lucro, que contribuyen a reducir el hambre y la desnutrición en el mundo. Para lograr lo anterior reciben alimentos excedentarios de comercios, empresas o personas naturales, para su debida distribución entre población necesitada, lo cual reduce el despilfarro de alimentos, se promociona el espíritu solidario y los valores humanos y culturales necesarios para resolver la humillante contradicción entre excedentes de alimentos y pobreza. Continuar leyendo

Anuncios

El Hambre y el desperdicio de alimentos en Colombia: reto de logística inversa y responsabilidad social.

Por Ana Catalina Suárez Peña, Directora General de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia ABACO

Históricamente, una porción de la sociedad colombiana no alcanza a beneficiarse de las políticas públicas dadas sus condiciones de marginalidad o exclusión, así como de las numerosas barreras de acceso a las oportunidades que ofrece el desarrollo. Persistiendo y ampliándose las brechas de desigualdad respecto a otros ciudadanos que gozan de condiciones más favorables para el desenvolvimiento pleno de su vida.

Las condiciones de exclusión de este grupo se han perpetuado de una generación a otra, constituyéndose sus propias limitaciones en una trampa de la que difícilmente pueden salir.

Una de las grandes barreras es el acceso a la alimentación como derecho fundamental ya que esta demostrado que la malnutrición incrementa la prevalencia de la mortalidad y morbilidad de la población, disminuyendo la capacidad productiva y la calidad de vida. Continuar leyendo

ABACO – Desmaterialización y Logística Inversa: la mejor oportunidad para RSE.

La Logística Inversa siempre ha constituido un reto en materia de competitividad y rentabilidad para las empresas, principalmente en países en donde la infraestructura, la tecnología e incluso la normativa conjungan una verdadera barrera para que los programas de logística inversa se logren desplegar sin representar pérdidas a las compañías ni incrementar excesivamente el costo de los bienes o servicios al consumidor final.

Este enfoque de logística inversa busca que las empresas responsables de la producción y comercialización de bienes o servicios se hagan cargo también de lo que sucede con sus productos una vez han sido adquiridos por el consumidor final, es decir, llegando hasta el final del ciclo de vida del producto y haciéndose cargo de su disposición, manipulación y desecho o desmaterialización. Por supuesto, la mayoría de las industrias costean sus productos, definen sus precios y afinan sus operaciones con una perspectiva que llega únicamente hasta el momento de adquisición del consumidor final; agregar un despliegue logístico y operacional más allá conllevará necesariamente costos adicionales considerables, que bien tendrán que ir en detrimento de la rentabilidad del negocio, del precio al consumidor, o ambas.

Esto anterior, si la empresa se hace cargo de todas las operaciones de logística inversa y desmaterialización por sí sola. Afortunadamente, existen alternativas que no sólo soportan esas operaciones sino que además le dan un mejor uso a los productos o servicios que las empresas definen como obsoletos o no comerciales.

Continuar leyendo